En los dos últimos años hemos escuchado mucho sobre Reglamento General de Protección de datos o Ley Orgánica de Protección de datos, pero ¿sabemos en realidad en qué consiste? ¿Somos conscientes de la importancia que tiene? ¿Conocemos en qué casos debería implantarse un protocolo de protección de datos? Es un tema muy nuevo y complejo, y muchas empresas no saben cómo tratarlo. En este blog te lo vamos a contar todo.

 

¿Qué es la Ley de Protección de Datos?

 

La protección de datos se puede resumir en dos conceptos. El Reglamento General de Protección de Datos o RGPD, que es de carácter europeo y común para los países miembros en la protección de los datos personales de ciudadanos europeos, y la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales o LOPDGDD, de 5 de diciembre, que es la adaptación de la normativa europea de carácter nacional en España.

Con el entorno digital e internet las empresas obtenían datos personales sin control y por eso se vio la necesidad de implantar un reglamento para proteger a las personas. Concretamente esta ley garantiza el tratamiento de los datos personales y derechos de honor e intimidad personal y familiar de las personas.

Con esta ley se exige a las empresas y a todas las personas que tratan datos personales de otros, que garanticen no vulnerar dichos derechos con la utilización de esos datos. En este caso, es el ciudadano el que decide dar consentimiento para que la empresa obtenga sus datos y quién puede utilizar su información personal, con qué objetivos, incluso oponerse y modificar dicho consentimiento.

 

¿En qué casos se debe implantar?

 

Generalmente, cualquier empresa o persona que obtiene información personal de otras personas, sobre datos personales, gustos, preferencias, salud u otros, debe tener implantado un protocolo de Protección de Datos. Se puede pensar que solo las empresas con clientes deben hacerlo, pero incluso influencers, bloggers o creadores de contenido, que tienen páginas web, foros o blogs y que funcionan con suscripciones o afiliados, también tienen datos personales de sus seguidores como el nombre y el email.

En cuanto a las empresas, todas aquellas que utilicen datos personales de terceros en beneficio de su actividad, están obligadas por esta ley . Un ejemplo, son empresas que tienen datos de clientes, de proveedores, pacientes, datos de seguidores que pueden ser potenciales clientes, datos de usuarios de la web que deben aceptar las políticas de cookies, y muchos más casos. En definitiva, todos aquellos casos en los que se obtengan datos de personas físicas o jurídicas.

 

¿Qué se debe tener en cuenta cuando se va a implantar la Protección de Datos?

 

El Reglamento General de Protección de Datos o RGPD, surge para controlar cómo las empresas obtienen los datos y proporciona una serie de condiciones para el tratamiento de esos datos.

 

Infografía de apm Legal Consulting sobre aspectos del Reglamento General de la Protección de datos

Infografía sobre Protección de Datos según el RGPD. Apm Legal Consulting

 

Como hemos visto, ya seas una empresa, autónomo o Blogger, siempre y cuando obtengas datos personales de tus clientes, proveedores, seguidores, lectores, etc, debes tener en cuenta que existe esta ley y puede llegar a ser una cuestión compleja en cuanto a su trámite, ya que no siempre se tiene la información necesaria para llevarlo a cabo.

 

En apm Legal te garantizamos el cumplimiento normativo legal, tecnológico y de organización para tu empresa. Lo adaptamos a cada aspecto que se debe tratar, en función del tipo de empresa que seas. Nuestro objetivo es desarrollar un protocolo de cumplimiento completo y eficaz. No lo dudes y consúltanos.

 

Tel. 858 706 607 – 622 093 214

Email: info@apmlegal.es