La fibromialgia es una enfermedad que está en el día a día en muchas personas. El paciente sufre dolores crónicos que le incapacitan para hacer prácticamente cualquier cosa. La mayoría de los casos de fibromialgia acaban en la imposibilidad de realizar su trabajo, requiera esfuerzo físico o no. En el blog de hoy te contamos lo que podemos hacer para ayudarte.

 

¿Qué es la fibromialgia?  

Se caracteriza por tener dolores musculares y dolor en las articulaciones. Dolor de cuello y espalda, dificultad para dormir, fatiga crónica, rigidez matutina, entre otras, son algunos de los síntomas. El gran problema que se da con esta enfermedad es que no hay demostración científica o prueba médica que demuestre que existe en el paciente. Se tienen que dar una serie de sintomatologías y que un profesional las diagnostique y relacione con la fibromialgia.

 

De la incapacidad laboral a la minusvalía o pensión de invalidez permanente 

 

Normalmente, esta enfermedad viene acompañada de una incapacidad laboral de la persona que la sufre. Pero, ¿se puede llegar a tener una minusvalía por fibromialgia? Sí, aunque depende de los grados y baremos detectados en cada persona.

La fibromialgia no está recogida en el RD 1971/1999, de 23 de diciembre, de procedimiento para reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad. Esta es la razón por la que resulta difícil conseguir una minusvalía. Por lo que se suelen aplicar unas pautas generales para valorar la enfermedad en cada persona.

 

  • Grado 2, minusvalía entre un 25% y 59%
  • Grado 3, entre 60% y 75%

 

Dependiendo el tipo de grado que se aplique, se conseguirá una incapacidad total para la profesión habitual de cada persona (grado 2), siempre que requiera esfuerzo físico, o incapacidad absoluta (grado 3). Ahí es donde entra el reconocimiento de pensión de invalidez permanente, en la cual, se tiene que presentar la enfermedad en su forma más grave o intensa, es decir grado 3 y 4.

 

En conclusión, se puede reconocer una incapacidad laboral o incluso minusvalía y pensión de invalidez permanente en las personas que tienen fibromialgia. Es un duro proceso por el hecho de ser una enfermedad no reconocida científicamente y que depende de los síntomas que deben ser diagnosticados por un profesional. Además, en ocasiones no se llega a aplicar el grado que realmente le pertenece a cada persona. Aunque, en los últimos años son muchos los casos que se están consiguiendo reconocer, tras un proceso llevado a cabo por profesionales.

 

Si te encuentras en esta situación, no lo dudes. En apm Legal contamos con profesionales que estudiarán tu caso para conseguir el reconocimiento por incapacidad y minusvalía de fibromialgia.

Ponte en contacto con nosotros

Móvil:  622 093 214

Teléfono: 858 706 607

E-mail: info@apmlegal.es