La situación que nos ha tocado vivir ha supuesto un giro radical en la forma de tratar diferentes asuntos de nuestra vida. Durante el Estado de Alarma hemos aprendido a sacarle el máximo partido a Internet y ahora lo usamos prácticamente para cualquier cosa. Las herramientas digitales han permitido que se continúen las clases, hemos podido seguir haciendo nuestro trabajo o hemos podido seguir en contacto con nuestros seres queridos, aunque sea a través de videollamadas. Es cierto que Internet nos ha facilitado las cosas, pero también debemos saber que en este entorno se esconden una serie de peligros para el usuario.

Durante este tiempo, han aumentado los casos de delitos informáticos, viéndose la privacidad de los usuarios vulnerada. Son muchos los diferentes delitos que se pueden cometer por Internet y de los que cualquier persona puede ser víctima. Por eso, en este blog vamos a explicar qué son para poder identificar si nos vemos afectados por algún tipo de delito informático.

 

¿Qué son los delitos informáticos?

Los delitos informáticos, también llamados ciberdelitos, definen cualquier actividad que tenga por objetivo causar daños personales, pérdidas o imposibilitar a los usuarios el uso de sus sistemas informáticos. Son delitos muy diversos, ya que pueden ir dirigidos a una persona en particular o una empresa, pero lo que sí tienen en común es que las nuevas tecnologías es el escenario elegido para actuar.

La estafa, fraude, acoso, difusión de material confidencial o privado, robo de identidad o robo de datos son algunos de los actos delictivos en la red más comunes que se suelen cometer a diario.

Persona con tarjeta de crédito poniendo sus datos en una página de internet

 

Los delitos informáticos más comunes

  • Suplantación de identidad: Usurpar la identidad de otra persona para conseguir datos privados, extorsionar, cometer ciberbullying o grooming, entre otros. Muy habitual en redes sociales y correos electrónicos.
  • Phising: También conocido como estafa o fraude informático. Es uno de los métodos más usados para hacer fraude por Internet. Es común utilizar nombres de empresas reales, organizaciones o personas para hacer llegar una comunicación con un enlace malicioso a través de correo electrónico o SMS. El objetivo es el robo de identidad o datos personales de la víctima, como datos financieros o claves de acceso.
  • Sexting: Tener imágenes y textos de contenido sexual con consentimiento de la persona que aparece en esas imágenes no es un delito. Sin embargo, difundir esas imágenes o textos a través de las redes sociales o Internet sin consentimiento de la otra parte, se convierte en un delito informático. Un delito cada vez más frecuente en menores de edad.
  • Amenazas: Un delito informático muy habitual en el ciberbullying.
  • Difusión de material confidencial o privado: Divulgar información privada de una persona por Internet es un delito informático. El objetivo de esta acción suele ser algún tipo de venganza hacia la víctima del delito.
  • Delito contra el derecho a la intimidad: La revelación de secretos y la forma de averiguarlos en el mundo digital constituyen un delito informático.
  • Instalación de Malware: El procedimiento más común es a través de correo electrónico.  Infecta todo el sistema operativo del ordenador con el objetivo de inhabilitarlo u obtención de datos personales del usuario.

¿Cómo están regulados los delitos informáticos?

La gran variedad de los delitos informáticos que existe es el motivo de que no exista una regulación específica para ellos. Algunos de ellos se rigen por normas como La Ley Orgánica de Protección de Datos, La Ley de Propiedad Intelectual o el Reglamento de medidas de seguridad de los ficheros automatizados que contengan datos de carácter personal. Sin embargo, es el Código Penal el que recoge la mayoría de estas conductas ilícitas que se cometen en el mundo de las nuevas tecnologías.

 

El mundo de Internet es muy amplio y cada día se llevan a cabo este tipo de actos, provocando graves consecuencias en quienes lo sufren. En apm Legal contamos con especialistas en Derecho Penal para ejercer la defensa o la acusación. Estudiamos tu caso.

Estamos en Calle Fernando de los Ríos, 55, Santa Fe – Granada

Contacta con nosotros

858 706 607 – 622 093 214

info@apmlegal.es