Las crisis económicas son un quebradero de cabeza para cualquier empresario, independientemente del tamaño de la empresa. Las dudas sobre la viabilidad de continuar con la actividad suelen estar presentes y el cierre en muchas ocasiones es una opción elegida. Con respecto a esta última decisión, las consecuencias son muy negativas para toda la sociedad. Lo sufre el empresario, los socios, los proveedores, los trabajadores, los clientes, etc. En apm Legal, como venimos diciendo desde hace tiempo, el cierre de tu negocio no es una opción y en este blog explicamos una de las posibles soluciones para evitar el cese de la actividad. Vamos a explicar en profundidad qué es un concurso de acreedores y para quién está dirigido. Puede ser la salvación de tu negocio.

 

¿Qué es un concurso de acreedores?

Un concurso de acreedores es un procedimiento legal por el que una persona física o jurídica, en situación de insolvencia inminente no puede hacer frente al pago de las deudas que tiene. Es una opción que existe dentro del marco legal mercantil, para que las empresas o autónomos puedan seguir con su actividad en situaciones económicas complicadas.

Antes de continuar tenemos que diferenciar entre dos implicados: el deudor (la empresa), que es el que debe dinero, y el acreedor (por ejemplo, un proveedor), que es a quien le deben dinero.

Hay que tener en cuenta que un concurso de acreedores no exime de hacer frente a los pagos de las deudas, sino que es un proceso diseñado para poder pagar con nuevas condiciones y plazos a los acreedores de las deudas correspondientes.

 

¿Qué casos se suele recurrir a concurso?

Se dan dos supuestos en los que es habitual recurrir al concurso de acreedores: suspensión de pagos o quiebra. Cada caso es distinto, pero con las mismas consecuencias.

  • Suspensión de pagos: cuando la empresa no puede hacer frente a las deudas que acumula antes del plazo que se ha estipulado. En este caso, hay una falta de liquidez para pagar ahora, pero que puede cambiar de cara al futuro.
  • Quiebra: se da cuando las deudas son mayores que los recursos económicos disponibles en la empresa. Además, no se dan las condiciones necesarias para conseguir liquidez y pagar las deudas.

 

¿Qué beneficios obtiene mi empresa?

Cada empresa es un mundo y cada caso es distinto, por eso, declararse en concurso de acreedores es beneficioso por varios sentidos. Además de hacer que se vuelvan a negociar las condiciones y plazos de pago de tus deudas, en casos más graves puede suspender los embargos y ejecuciones. En definitiva, lo que queremos es salvar tu empresa y conseguir una serie de ayudas.

 

  1. Refinanciar la deuda de forma gratuita y sin intereses
  2. Se puede disminuir la deuda y aplazar los pagos de la misma
  3. Permite seguir con la actividad de la empresa y mantener los empleos
  4. Llegar a acuerdos con acreedores para llegar a un convenio y no terminar en liquidación y desaparición de la empresa.

 

Dada la trágica situación que nos está tocando vivir, muchos negocios se encuentran en verdaderas dificultades para seguir con su actividad. Ofrecemos una alternativa para evitar el cese de la empresa.

En apm Legal estudiamos tu caso y damos una respuesta personalizada, ya que como hemos dicho cada empresa es un mundo. Si te sientes identificado con esta situación, contacta con nosotros, recuerda que cerrar no es una opción, queremos salvar tu negocio.

 

Teléfono: 858 706 607

Móvil: 622 093 214

Email: info@apmlegal.es